La Orden de Spence

Adentrate en los Reinos
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Fallen Petals

Ir abajo 
AutorMensaje
Virginia Doyle
Ninfa
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Fallen Petals   Vie Nov 30, 2007 11:44 pm

¡Hola! n.n
Bueno, aquí llego yo con una historia que también he colgado en el foro de Crepúsculo ^^
Espero que os guste y me dierais vuestra opinión... Si recargo mucho las cosas, o si escribo algo mal... Os lo agradecería mucho Smile

Sinopsis: La novicia Juliette no quiere salir del convento. Busca desesperadamente la paz espiritual que en su vida, jamás ha encontrado. Mas la Madre Superiora sabe que la hermana no tiene fe en Dios, y, por su bien, trata de devolverla al mundo para que se enfrente a sus miedos. Pero... ¿y qué pasa si el lugar donde la envía guarda más de un secreto terrible? ¿Y si, a pesar de todo, Juliette no puede evitar caer en la tentación?

------------------

FALLEN PETALS (Pétalos Caídos)

Preludio


La mujer despertó por fin. Abrió lentamente los ojos y miró a su alrededor, en busca de su amante junto a ella. No estaba, y, tapada con las blancas y sedosas sábanas, se sentó en la cama, haciendo que sus rizados cabellos rubios cayeran delicadamente sobre su espalda desnuda.

- Ya has despertado… - dijo una atrayente voz.

La mujer se giró y vio al atractivo hombre de pie, ya vestido, frente a la chimenea, observando el fuego y apoyado en la mano que tenía sobre el muro de piedra, mientras con la otra mano sostenía una frágil copa llena de vino tinto.

- Cada encuentro se hace menos interesante… ¿no crees? – preguntó ella al tiempo que se destapaba un poco, dejando ver su perfecto cuerpo pálido.

- Ah, querida Lady, la gracia está en engañar a nuestras parejas, no en acostarnos. – respondió el hombre, sonriendo y dándose la vuelta.

Lady casi explota de alegría cuando, tras dejar su copa de vino sobre la mesa de su izquierda, su querido se inclinó ante ella y le regaló un apasionado beso. Le pasó los brazos por el cuello, olvidándose de las sábanas que ya apenas la tapaban; sólo quería pensar en tener cerca a ese hombre. La adrenalina, la excitación y la diversión perversa se entremezclaban cada vez que sentía sus cuerpos pegados. Sintió su cálida mano recorrer sus muslos lentamente y Lady lo acercó más a ella. Pero, de pronto, el amante se zafó de sus brazos y se quedó al pie de la cama, sonriendo con malicia.

- ¿Por qué paras? – preguntó Lady, desafiante.

- Porque mi tiempo no es todo para ti, amor.

Durante un buen rato, Lady se quedó callada, analizando esos extraños ojos negros con destellos plateados que la miraban sin llegar a verla.

Muchas veces se preguntaba quién era dueña del corazón de aquel hombre. ¿Ella, su esposa o alguna otra? No le importaba, lo único que la ataba a él era el deseo, no el amor. O eso creía ella.

- ¿Sabes? A veces me pregunto qué diría mi marido si supiera que me acuesto con otro hombre…

- Hmm…

Él cogió una rosa roja, la más bella, del jarrón que había en el antiquísimo escritorio marrón oscuro y se la mostró a Lady.

- Los humanos somos como las rosas. Estamos cubiertos de sueños, esperanza y seres queridos, los pétalos de las personas podríamos llamarles, que protegen nuestro yo más íntimo. Si nos quitan un pétalo, si destruyen un sueño, podemos seguir adelante porque tenemos más.

Lady observó indiferente cómo su amante arrancaba un pétalo de la rosa y la lanzaba al fuego. Él contempló fascinado el pétalo consumiéndose en las llamas.

- A veces - continuó en un susurro-, un fuerte viento puede arrebatarnos nuestros pétalos… Un viento fuerte e inevitable, el destino. Sin embargo, mucho podemos jugar a ser Dios. A crear nuestros vientos o, simplemente, arrancar los pétalos nosotros mismos. – volvió su cabeza hacia Lady y un brillo especial bañó sus ojos- ¿Te gustaría ser Dios junto a mí, Lady? – su tono de voz había adquirido un toque siniestro que hizo estremecer a la mujer.

- ¿Qué tiene que ver con mi pregunta todo esto? – preguntó, recelosa.

A él no se le pasó por alto que no contestara, pero, de todos modos, contestó.

- Si tu marido se enterara de nuestros encuentros, sus pétalos caerían y moriría la rosa. Amar significa consagrar todos tus pétalos a la persona elegida… - sonrió cruelmente.

- ¡Entonces jamás se enterará! – rió Lady con nerviosismo.
Su amante rió junto a ella.

- Oh, lo hará, pequeña. Se enterará…

- ¡NO! – rugió la mujer, presa del miedo.

Lady recogió las sábanas, se las colocó de forma que le quedara como un vestido, y trató de salir huyendo, mientras murmuraba que su marido nunca se enteraría de su adulterio. Sin embargo, al llegar a la puerta, su amante la arrinconó, dejando sus rostros a escasos milímetros. Lady le miró con horror; sabía por aquellos extraños ojos negros que, si él lo deseaba, su marido se enteraría en cuestión de días. Lady sintió que su querido aferraba sus manos y acercaba aquellos sensuales labios a su oreja.

Cerró los ojos con fuerza. ¿Quién la mandaría acostarse con aquel tipo? Por su aspecto, nadie diría que podía ser peligroso… Ah, ¿qué haría si su vida se viese envuelta en el escándalo de un adulterio? ¿Qué haría si se quedaba sin toda su fortuna…?

- No voy a decirle nada… Si tú te portas bien.

- C-Como quieras…

La soltó y se puso de espaldas a ella, riendo descaradamente. Lady, no muy dispuesta a hacer lo que él quisiera, buscó algo que la ayudara a escapar… Y lo vio. Silenciosamente, cogió un candelabro, bastante pesado para ella, y se acercó lentamente a su amante, que seguía riendo.
Lo alzó, justo a la altura de la cabeza de su amante, y…

… una mano la paró.

La mirada de su querido llameaba con furia y Lady se estremeció. Le arrancó el candelabro de la mano y lo lanzó al suelo, creando un gran estruendo.

- Relacionarte conmigo significa formar parte de mi juego, formar parte del juego de Dios. – sonrió- Y a Él no se le puede matar.
Lady contuvo el aliento cuando las manos de él presionaron con más fuerza las suyas. Aquel tipo era peligroso…

- Tú no eres Dios… - murmuró, conteniendo su miedo irracional.

- Pero puedo hacer que tus pétalos caigan.


--------------------------
n.nU ¿Qué tal?
Sé que es largo, pero no me gusta cortar los prólogos u_u'

Por cierto, esta historia puede contener alguna escenilla subida de tono, pero relax, no será demasiado ^^

¡Espero coments!
Besos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gemma Doyle
Dama de la Esperanza
avatar

Cantidad de envíos : 570
Ubicación : En los Reinos
Fecha de inscripción : 29/09/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Sáb Dic 01, 2007 5:53 pm

Esta genial Virginia, me ha gustado mucho,perfectamente redactado,una historia pinta muy bien y aunque la historia acabe de empezar,la personalidad del hombre es muy interesante,ademas me ha encantado la parte en la que dice esto *_* :
Virginia Doyle escribió:
- Los humanos somos como las rosas. Estamos cubiertos de sueños, esperanza y seres queridos, los pétalos de las personas podríamos llamarles, que protegen nuestro yo más íntimo. Si nos quitan un pétalo, si destruyen un sueño, podemos seguir adelante porque tenemos más.

Lady observó indiferente cómo su amante arrancaba un pétalo de la rosa y la lanzaba al fuego. Él contempló fascinado el pétalo consumiéndose en las llamas.

- A veces - continuó en un susurro-, un fuerte viento puede arrebatarnos nuestros pétalos… Un viento fuerte e inevitable, el destino. Sin embargo, mucho podemos jugar a ser Dios. A crear nuestros vientos o, simplemente, arrancar los pétalos nosotros mismos. – volvió su cabeza hacia Lady y un brillo especial bañó sus ojos- ¿Te gustaría ser Dios junto a mí, Lady? – su tono de voz había adquirido un toque siniestro que hizo estremecer a la mujer.

Sigue en cuanto puedas ^^¡besos!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://laordendespence.forosactivos.com
Emily
Esperanza
avatar

Cantidad de envíos : 2041
Edad : 25
Ubicación : En el fin del Mundo..
Fecha de inscripción : 16/10/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Sáb Dic 01, 2007 7:19 pm

Qué emocionante tu historia!!! Very Happy
me ha encantado!!
continuala por favor Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mariposas-y-huracaness.blogspot.com/
Virginia Doyle
Ninfa
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Dom Dic 02, 2007 2:41 am

A estas horas me siento sola xD No hay casi nadie por ningún lado T_T

Bueno, Gemma y Emily, ¡muchas gracias!
Me alegra mucho saber que la historia gusta... n.n La verdad, Gemma, es que esa parte a mí me encanta cómo ha quedado >//< Aunque está mal que yo lo diga u_u'
Bueno, os dejo con un trocito del primer capítulo.

Para aclararos: La protagonista NO es Lady. Ella aparece en el capítulo II ^^ Y, aunque es una de las principales, la historia no se centrará únicamente en ella. ^O^
Dicho esto...

---------------------

Capítulo I

La capilla estaba la mayor parte iluminada por las simples velas, y, a veces, un rayo la iluminaba a través del magnífico rosetón central. Avancé cuidadosamente por el pasillo lateral, sosteniendo en mi mano con firmeza el rosario. Mis pasos lentos resonaron por toda la capilla, mientras el faldón de mi empapado traje se movía con la misma gracilidad que yo. Pasé mi mano enguantada por mi frente perlada de sudor; aquella cofia era tremendamente incómoda, calurosa y el doble de pesada por culpa de la dichosa lluvia. Un espléndido trueno hizo que la capilla se moviera a mis pies, haciendo que la estructura se removiera peligrosamente tras años y años de sueño. Lo ignoré, y continué hacia los primeros bancos, donde me arrodillé junto a una de mis hermanas, que murmuraba oraciones concentrada. Ella, al notar mi atuendo empapado cerca del suyo, se apartó ligeramente, sin dejar de rezar. Crucé mis manos, reteniendo el rosario de madera entre ellas, cerré los ojos y empecé a orar para mis adentros.

Pedí perdón por las muchas veces que mi cuerpo, mente y alma pecaban. Y, tras dar hacerlo y dar las gracias por la vida que se me había otorgado, pedí que mi fe creciera en mi interior, que pudiera llegar a ser monja, que Dios me iluminara en el camino, pedí… tener vocación. Porque, aunque ya era una novicia que esperaba los votos, como sabía tan bien la Madre Superiora, me había refugiado en el convento huyendo del mundo, no porque Dios me hubiera iluminado.

Mi hermana se removió y levantó con sumo cuidado de no mojarse ni un ápice el faldón y, en silencio, abandonó la capilla. Abrí los ojos lentamente y me quedé observando el Cristo en la Cruz, su rostro de dolor, mientras los truenos y el repiqueteo de la lluvia se convertían en la música de fondo. Me levanté, mientras la amargura se adueñaba de mí a cada paso que daba hacia la puerta. Tenía que volver a salir a ese inhóspito lugar, ese tan frío comparado con la calidez y el silencio del convento y de la capilla, el mundo.

Fuera, la tormenta estaba en su apogeo, rugiendo con furia, llorando la amargura que debía sentir el propio Dios al ver cómo sus criaturas se destruían inexorablemente. Avancé por el tortuoso camino de piedra, esquivando los traicioneros charcos y el resbaladizo barro, aunque no pude evitar que el borde de mi faldón y mis toscos zapatos se mancharan y mojaran.

Para cuando llegué al convento, la Madre Superiora me esperaba para poder cerrar las inmensas y gruesas puertas. Aceleré mi paso, evitando su dulce rostro, que cada vez que lo miraba me decía que aquel no era mi lugar. Suspiré de alivio cuando me encontré bajo el seguro techo del convento, y la Madre sonrió tímidamente.

- Tenemos visita, hermana. Un hombre necesita de nuestra caridad.

Asentí, a mi pesar. Yo prefería no relacionarme con nadie del mundo exterior, prefería permanecer en el convento, en un silencio constante, porque en cualquier momento podría decir lo que no debía. Lo que debía permanecer sólo en mis recuerdos. Acompañé a la Madre en silencio, como debía ser, por los pasillos oscuros del convento, escuchando los truenos rugir. Llegamos al despacho de la Madre y abrió la destartalada puerta.

Su despacho no era demasiado grande y tampoco tenía decoración, apenas.Como mucho, algunos cuadros religiosos y un crucifijo sobre su asiento. El crepitar del fuego era el único sonido de la estancia, siquiera los truenos sonaban tan amortiguados allí dentro que debías agudizar el oído para oírlos. Sentí el siempre agradecido alivio al saber que mientras estuviera entre aquellos muros, el mundo no podría contactar conmigo. Avancé unos pasos lentamente, mientras mis toscos zapatos producían un sonido desagradable. Ante el viejo escritorio, de espaldas a nosotras, se hallaba sentado un hombre, que se levantó al oírnos andar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gemma Doyle
Dama de la Esperanza
avatar

Cantidad de envíos : 570
Ubicación : En los Reinos
Fecha de inscripción : 29/09/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Dom Dic 02, 2007 8:03 pm

¡Que malvada! Lo has dejado en la parte mas interesante xDDDD ¿Será el mismo hombre que el de prólogo? Ummm,creo que si,a ver si acierto xDDD Continua cuando puedas,está muy interesante ^^

¡Besos!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://laordendespence.forosactivos.com
Asha
Gorgona
avatar

Cantidad de envíos : 70
Fecha de inscripción : 10/11/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Dom Dic 02, 2007 10:16 pm

Si por favor, continua, esta muy bien, quiero saber mas!!! jeje
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Red Shadow
Miembro de la Orden
avatar

Cantidad de envíos : 286
Edad : 28
Fecha de inscripción : 13/11/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Lun Dic 03, 2007 7:12 pm

Me encanta!!! Esta muy interesante, continua pronto!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rosalie Cullen
Miembro de la Orden
avatar

Cantidad de envíos : 283
Edad : 24
Ubicación : CruZanDo el umBral de Edwins, lleGando xFin a Illiane...
Fecha de inscripción : 16/11/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Lun Dic 03, 2007 10:15 pm

tres palabras Sigue Por favor!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://noblejana.blogspot.com
Emily
Esperanza
avatar

Cantidad de envíos : 2041
Edad : 25
Ubicación : En el fin del Mundo..
Fecha de inscripción : 16/10/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Sáb Dic 08, 2007 9:24 pm

Vaya que hay personas con talento en este foro, tú eres una de ellas Wink
Continua la historia que ha quedado en la parte más interesante !!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mariposas-y-huracaness.blogspot.com/
Virginia Doyle
Ninfa
avatar

Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Sáb Dic 08, 2007 10:55 pm

--------------------------
Me paré en seco al verle. Era un hombre alto, con una piel blanca, marca de su posición social, y vestía un traje oscuro, escondido tras una capa negra extraordinaria. Sus rasgos faciales eran fuertes, típicos de un hombre hecho y derecho, su cabello, marrón oscuro, largo y sedoso, recogido en una larga coleta y sus ojos, de un penetrante color gris. Enrojecí rápidamente y agaché el rostro cuando el extraño hombre se acercó a nosotras. Pasó de largo, rozando mi menudo cuerpo con la capa.
- ¿Es ella? – preguntó suavemente a mis espaldas. Como había supuesto, su voz era tan sugerente como su arrogante aspecto.

- Así es – respondió la Madre con su habitual dulzura-. La hermana Juliette estará encantada de ofrecerle su ayuda.

Me giré con rapidez y miré a la Madre Superiora completamente aterrorizada. ¿Mi ayuda? ¿A ese hombre que parecía tan… irresistible y peligroso?

- ¿Q-Qué clase de ayuda…? – pregunté, enrojeciendo al sentir los penetrantes ojos grises del hombre clavados en la holgada cintura de mi traje.

- ¿No se lo ha explicado? –sonrió con arrogancia.

- No. Esperaba poder contárselo con usted delante.

El hombre sonrió de nuevo y se acercó a mí. Me mordí el labio y sentí el molesto rubor de mis mejillas al ver que tenía ante mí su rostro, mientras sus ojos me estudiaban sin reparo ni decoro. Me aparté ligeramente, pero yo también, inconscientemente, estudié sus rasgos.

- ¿Q-Qué ha-hace?

- Nada.

Descaradamente, se separó de mí y volvió a sentarse en el sillón, a la espera de algún comentario. No dije nada. Su acercamiento no sólo me había puesto la piel de gallina, si no que me había cortado la respiración. ¡Por eso odiaba estar en contacto con la gente! No respetan tu espacio… Ni tus sentimientos, ni deseos.

- Hermana Juliette – me llamó la Madre Superiora.

Me giré lentamente, aún con un nudo en la garganta.

- Hermana, este hombre busca una instructora de religión para su sobrino. Creo que eres perfecta para hacerlo. – la Madre me colocó sus manos enguantadas sobre los hombros, con un extraño brillo en los ojos.

- ¿Q-Qué? – tartamudeé- Madre, no creo que esté capacitada para instruir a un niño… - mi tono fue disminuyendo según hablaba, como me solía pasar cuando me ponía nerviosa, y la última palabra acabó siendo un suspiro resignado.

- Yo tampoco creo que esta niña pueda educar a mi sobrino – corroboró el hombre, enfatizando el "niña".

Me mordí el labio inferior, apartando la vista hacia el suelo. Contemplé mis zapatos marrones, no muy adecuados para presumir, y suspiré de forma casi imperceptible.

- La hermana Juliette es una novicia, por lo tanto, aún puede salir del convento. – respondió con calma.

¿Salir del convento? ¿Junto a ese hombre? Me entraron escalofríos sólo de pensarlo. Me pasé la mano por la frente perlada de sudor de nuevo, mientras sentía que cada vez me pesaba más la cofia. Miré con desazón a la Madre, mientras el miedo se apoderaba de mí. ¿Volver a salir al mundo exterior? ¿No poder volver a recluirme en el silencio de mi oscura cárcel?
-----------------------------
Gemma Doyle, Asha, Red Shadow, Rosalie Cullen y Emily: ¡Muchas gracias por los post! n_________n
De verdad, me alegra mucho que os guste >////<
Y, en serio, si alguna ve cualquier fallo ortográfico, frases raras (que me suelen salir muchas o.0) o cualquier otra cosa, que no dude en decírmelo n.n

¡Muchas gracias de nuevo!

Besos n_____n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Asha
Gorgona
avatar

Cantidad de envíos : 70
Fecha de inscripción : 10/11/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Dom Dic 09, 2007 8:53 pm

Esta muuuuy bien!!!! Sigue plisisissssssssssss!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Emily
Esperanza
avatar

Cantidad de envíos : 2041
Edad : 25
Ubicación : En el fin del Mundo..
Fecha de inscripción : 16/10/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Dom Dic 09, 2007 11:13 pm

cha cha cha chaaannn.. ¿Qué pasará?
awww.. está muy bueno!! Very Happy
al leer la descripción del hombre me he acordado de Lucius Malfoy Shocked Shocked
Continua la historia Virginia!!! Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mariposas-y-huracaness.blogspot.com/
Gemma Doyle
Dama de la Esperanza
avatar

Cantidad de envíos : 570
Ubicación : En los Reinos
Fecha de inscripción : 29/09/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Dom Dic 09, 2007 11:31 pm

Wow,esto se pone cada vez más interesante *_*,¿será verdad lo del sobrino,o es todo una mentira para llevarse a Juliette con el?
Ami con la descripción me ha recordado a Lucius Malfoy,pero en moreno xD.
Y Virgina,por ahora no he visto ninguna falta ni ninguna incoherencia o algo que no tenga ningún sentido,vamos que por ahora va perfecto ^^
Continua cuando puedas,que esta muy intersante,¡besos!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://laordendespence.forosactivos.com
Red Shadow
Miembro de la Orden
avatar

Cantidad de envíos : 286
Edad : 28
Fecha de inscripción : 13/11/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Vie Dic 14, 2007 6:52 pm

Yo creo que escribes fenomenal, no he visto ningun fallo. Sigue asi!! Quien sera ese hombre???
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rosalie Cullen
Miembro de la Orden
avatar

Cantidad de envíos : 283
Edad : 24
Ubicación : CruZanDo el umBral de Edwins, lleGando xFin a Illiane...
Fecha de inscripción : 16/11/2007

MensajeTema: Re: Fallen Petals   Sáb Dic 22, 2007 7:01 pm

Emily escribió:
al leer la descripción del hombre me he acordado de Lucius Malfoy Shocked Shocked

A mi tambien me a recordao al menda ese!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://noblejana.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Fallen Petals   

Volver arriba Ir abajo
 
Fallen Petals
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Fallen Kingdom Capitulo Uno.
» FALLEN SON: LA MUERTE DEL CAPITAN AMERICA
» Fallen London: Algo nuevo que jugar
» El cielo infinito...../The Fallen Dragon
» Petals of Death

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Orden de Spence :: El diario de Mary Dowd-
Cambiar a: